Una vez rehogados, mezclamos con lo de la otra sartén.

Añadimos el solomillo. Le damos caña al fuego.

Una vez mezclado todo, le ponemos la cerveza y ponemos fuego medio.

Cuando la carne esté blandita y la cerveza reduzca un poco, ponemos perejil picado.

Paso siguiente